1. COMPOST – LA REUTILIZACIÓN DEL CÉSPED CORTADO

COMPOST – LA REUTILIZACIÓN DEL CÉSPED CORTADO

La mayoría de la gente tira los restos de césped natural producto de la siega a un contenedor de basura de residuos orgánicos.

Existe otra alternativa: aprovechar esos restos de césped natural para reutilizarlos como un abono natural y económico para el mismo césped natural u otras plantas.

El césped natural cortado tiene la propiedad de descomponerse muy rápido gracias a que contiene muy poca lignina, un elemento que retarda la descomposición.

La opción más común es la producción de compost. Este método consiste en almacenar el césped natural cortado en unos depósitos, que pueden ser de diferentes tamaños, donde se descompone y convierte finalmente en abono.

A continuación le mostramos algunos detalles acerca de la creación de compost:

  1. Deberá disponer de un depósito donde almacenar el césped natural cortado. Puede optar por fabricarse uno ó bien comprarlo en tiendas especializadas sobre césped natural. Hay que recordar que el proceso de descomposición es el mismo que se encarga de hacer la naturaleza al aire libre, pero la utilización de un compostador nos permite no sufrir el impacto visual de ver la descomposición ni molesta a los vecinos. El estar resguardado, además, acelera el proceso y se puede instalar en cualquier lugar.

 

  1. Biotrituradora. © Outils WOLF

    Biotrituradora.
    © Outils WOLF

    Es conveniente utilizar un biotriturador si vamos a añadir restos de poda, como lo son las ramas. Estos aparatos las desmenuzan y trituran en trozos más pequeños y de esta manera su descomposición y conversión en cómpost es más rápida.

 

  1. Puede añadir otros restos orgánicos como:
    • Mondas de patatas, restos de verduras, frutas, hojas, yogures y zumos caducados, aceite, posos de café e infusiones, aserrín de madera natural, cenizas, recortes de periódicos, raíces y plantas diferentes al césped natural….
    • Procure hacer una mezcla de restos, si añade una buena cantidad de, por ejemplo césped natural, mézclelo con lo anterior. Si por el contrario, ha aportado restos de varios productos no hace falta que remueva. Una vez a la semana habría que remover la capa superior.

 

  1. No debe añadirse para hacer compost:
    • Carnes, pescados, huesos, frutas y vegetales podridos: el olor puede ser desagradable si no se está acostumbrado.
    • Estiércol o excrementos de animales y personas: son fuente de enfermedades.
    • Cualquier tipo de restos de madera u otro tipo de material que haya podido ser tratado químicamente: barnices, pegamento, etc…
    • Nada que haya podido ser barrido: puede contener metales pesados, cristales, plásticos u otros elementos que no se descompondrían y podrían contaminar el suelo donde se esparciera o causar una lesión manipulando el compost.
    • En general cualquier elemento que no sea orgánico o biodegradable.

 

  1. Para comprobar si el compost ya está listo para su utilización, hay que coger un poco con las manos y comprobar que tenga una textura parecida a la tierra, no muy húmeda (no debe manchar), de color marrón oscuro y con olor a bosque.

 

  1. Antes utilizar el compost como abono es conveniente hacer una criba para eliminar algún resto aún en descomposición como huesos de frutas ó ramas y devolverlos al compostador.

 

  1. Existen productos que aceleran el tiempo de descomposición, pasando de 4 meses como tiempo medio de descomposición a 2 meses.

 

  1. Para una óptima descomposición es fundamental que los restos estén en un lugar cerrado y oscuro para la correcta labor de las bacterias que intervienen en el proceso. De ahí que se utilicen los compostadores.

 

  1. No es necesario regar el compost en su proceso de descomposición, eso si, debe estar en un lugar seco y con sombra.

 

  1. Problemas más comunes y su solución:
    • Huele mucho a amoniaco: Suele ser producto de que haya mucho césped natural y sin mezclar. Mezcle con restos antiguos o bien incorpórelos y remueva.
    • La materia esta fría y seca: Hace falta humedad. Incorpore restos húmedos y mezcle.
    • Olor desagradable, a podrido: La materia está demasiado húmeda y está poco oxigenada. Incorpore restos secos y mezcle.
    • La presencia de moscas de la fruta es indicador de que el compostaje se está haciendo correctamente, no es un problema.

 

  1. Materiales y herramientas necesarios:
    • Un compostador.
    • Unas tijeras para desmenuzar restos más grandes.
    • Una herramienta para removerlo cuando este seco.
    • Una para recoger el compost listo para su uso.

Otra opción para aprovechar el césped natural cortado consiste en usar un cortacésped especial, que no solamente siega sino que los recortes los vuelve a cortar muy finamente antes de volverlos a incorporar al suelo. De este modo la descomposición de estos recortes es más rápida y su incorporación al suelo a modo de abono también. Al cortarse tan finamente también evitamos que pueda convertirse en una capa de fieltro.

 

© Césped.es . Todos los derechos reservados.
Las marcas citadas en esta web pertenecen a sus respectivos propietarios.

Contratar publicidad