1. ¿CÓMO BENEFICIA EL RIEGO AL CÉSPED?
  2. ¿CÓMO PERJUDICA UN RIEGO INADECUADO AL CÉSPED?
  3. SÍNTOMAS DE FALTA DE RIEGO
  4. METODOLOGÍA
  5. SISTEMAS DE RIEGO
  6. INSTALACIÓN DE UN SISTEMA DE RIEGO
  7. CARACTERÍSTICAS Y CALIDAD DEL AGUA DE RIEGO
  8. EL AHORRO DE AGUA

El adecuado uso del riego es casi una ciencia. Es una acción sencilla de realizar pero que hace dudar en cuanto a la cantidad y periodicidad. Sin embargo un estudio preeliminar de ciertos aspectos nos darán una idea exacta de como y cuando realizarlo.

Es unos de los tres pilares en el cuidado y mantenimiento del césped natural junto la siega y la fertilización para conseguir un césped sano y hermoso.

El objetivo del riego es humedecer el suelo a nivel radicular, sin saturarlo para no provocar asfixia a las raíces.

¿CÓMO BENEFICIA EL RIEGO AL CÉSPED?

  • Le da turgencia y elasticidad.
  • Le ayuda a recuperarse ante acciones como el pisoteo, uso deportivo excesivo, factores ambientales, insectos, etc…

 

¿CÓMO PERJUDICA UN RIEGO INADECUADO AL CÉSPED?

Un riego excesivo perjudica la estructura del suelo porque:

  • Compacta y endurece el suelo: Este endurecimiento de la tierra dificulta el crecimiento de las raíces. No permite una adecuada aireación del suelo ni el drenaje adecuado del agua con lo que la raíz puede llegar a enfermar y morir por asfixia.
  • Lo lava de nutrientes: Si es un suelo muy arenoso y no se le aporta fertilizantes regularmente, los pocos nutrientes que tenga el suelo se escurrirán con el agua hasta zonas donde no llegan las raíces.
  • Provoca aparición de hongos.

 

Una falta de riego provoca:

 

 

SÍNTOMAS DE FALTA DE RIEGO

No se recupera de las pisadas, quedando las huellas marcadas. El color se torna amarillo y de aspecto pajizo o verde azulado en la Grama.

El crecimiento se realiza lentamente.

Si el césped tiene un color verde intenso y tierno, es síntoma de que esta bien regado.

Si el césped tiene un color pálido y tierno, es síntoma de excesivo riego.

Si el césped tiene un color apagado y quebradizo, es síntoma de poco riego.

Si el césped natural experimenta un periodo de sequía prolongado, empezará a marchitarse y tornase de color verde grisáceo, si se riega en este momento se puede recuperar rápidamente. Si la sequía persistiera (4 a 6 semanas) el césped dejaría de crecer, se tornaría marrón y moriría, aunque las raíces y corona pueden haber sobrevivido. Necesitaría un abundante riego en profundidad al principio y proseguir gradualmente con un riego normal de manera que podría recuperarse en 3 ó 4 semanas.

 

 

METODOLOGÍA

¿Cuánto y cómo Regar?

Hay que utilizar más agua en lugares en los que la tierra es arenosa, existen pendientes y en zonas cercanas a construcciones y caminos.

Utilizar menos agua en tierras arcillosas y compactadas, con nivel bajo (hondonadas y depresiones del terreno) y en zonas de sombra.

El riego profundo y espaciado favorece el desarrollo radicular aumentando su resistencia. El riego superficial y frecuente lo debilita y lo hace propenso a enfermedades.

El riego en profundidad en un suelo en buenas condiciones puede equivaler a ± 20 mm. cada vez. Se puede calcular colocando 3 recipientes o latas a diferentes distancias de los aspersores y con una altura de unos 6 cm. y observe en cuanto tiempo alcanzan los 20 mm. de altura el agua recogida por ellas. Luego sume el tiempo de las tres y divida por tres para averiguar el promedio de tiempo que necesita para regar.

Otro método para saber el tiempo necesario para el riego en profundidad es regando de 15 a 30 minutos. A continuación clave una pala e inclínela hacia delante; observe la tierra en esa abertura y si no esta mojada a una profundidad de 8 a 10 cm. entonces continúe regando.

También podemos averiguar el grado de humedad del suelo pinchando con un palo, bolígrafo o destornillador el suelo:

  • Si se hunde fácilmente es que el suelo tiene demasiada humedad.
  • Si se hunde con dificultad es que está muy seco.
  • Si se hunde con normalidad es que está bien regado.

En climas lluviosos es necesario regar menos que en los secos, obviamente.

Las zonas de sombra o protegidas del viento también precisan menos riego que los expuestos a mucho sol o a vientos fuertes y secos.

Un césped recién cortado necesita más agua que otro alto, ya que le incide más la luz del sol.

El riego debe ser regular y abundante en temporada cálida más que en las frías.

Si queremos un césped natural verde y vigoroso habrá que regarlo más que si nos conformamos con un césped con menos esplendor.

Si el césped esta acostumbrado a poco riego no habrá que regarlo tanto como uno que este acostumbrado a mucho agua.

Existen especies que necesitan menos agua que otras, por ejemplo:

  • Ray-grass, exige más riego.
  • Cynodon dactylon “Numex-Sahara”, requiere poca agua.

Excederse en el riego equivale a encharcamiento lo que favorece el desarrollo de enfermedades en el césped.

El mejor riego es el lento y a modo de lluvia, para que el agua no corra y penetre adecuadamente en el suelo.

Es beneficioso que el suelo se seque o esté casi seco entre riegos.

Como ya se comento en el apartado de la siembra, la semilla recién plantada requiere para germinar de una ligera humedad constante que no quiere decir excesivo. Debe realizarse un riego escaso y frecuente. Si es muy abundante la semilla puede pudrirse o no salir por compactación del suelo. La frecuencia de riego debería estar entre 2 y 3 veces al día y humedeciendo entre 2,5 y 5 cm. de profundidad, sin encharcar. Cuando haya germinado y a partir de una altura de 2 a 5 cm., dependiendo de la variedad de césped natural, ir disminuyendo la frecuencia de riego y aumentando la cantidad para hacer un riego más en profundidad que favorezca el desarrollo radicular.

El riego escaso, superficial a semillas recién sembradas o tepes recién colocados, provoca que las raíces no se desarrollen.

Riego de Tepes y semillas recién sembradas ».

 

¿Cuándo regar?

El mejor momento para regar es por la mañana temprano, al atardecer o de noche. De esta manera el agua no se evaporara por acción del sol. El riego realizado al mediodía se evapora de 4 a 8 veces más rápido que por la noche.

Si se riega con sol, cuando hace más calor, se perderá mucha por evaporación. Además la incidencia del sol sobre la planta es mayor si esta mojada.

Ya hemos visto múltiples variables a tener en cuenta a la hora de regar el césped. Hay que hacer una valoración de todas ellas aplicadas a nuestro caso particular para saber que metodología de riego usar. A modo de ejemplo mostramos el siguiente caso:

  • Para un clima como el de Madrid y con un suelo ni arcilloso ni arenoso:
    • Primavera: Regar un día si y un día no.
    • Verano: Riego diario
    • Otoño: 2 veces por semana, interrumpiéndolo si llueve
    • Invierno: Regar solo cada 20 días si no llueve lo suficiente o es césped se muestra seco.

 

 

SISTEMAS DE RIEGO

Existen dos maneras de regar el césped natural: a mano con una manguera o con un riego automatizado.

 

    1. Manguera
      Del riego manual con la manguera sólo cabe decir que sólo puede estar indicado en casos que reúnan las siguientes condiciones: extensiones pequeñas de césped natural, menos de 100 m², en zonas climáticas poco calurosas y con variedades de césped que no precisen un gran volumen de riego y cuando dispongas del tiempo diario y ganas suficientes para realizarlo.Como ya habrás supuesto, los inconvenientes son que emplearas muchas horas a la semana en esta actividad, el riego no será uniforme pues habrá zonas donde les caiga mas o menos agua.

 

  1. Riego Automático
    Si tu caso no se corresponde con los enumerados anteriormente no te lo pienses demasiado y pon un riego automatizado, mejor si es subterráneo. Te olvidaras de tener que regar y tener que estar abriendo y cerrando grifos.Con este sistema podrás:

    • Regar el tiempo que tu quieras y cuando tu quieras. Puedes hacerlo por la noche, cuando el nivel de evaporación por el sol y el viento es menor.
    • Obtendrás la comodidad de no tener que estar abriendo y cerrando grifos y llaves de paso.
    • El control del riego te permite economizar el agua.
    • El agua se reparte uniformemente y de un modo suave, similar a la lluvia.

    Si acudes a un profesional que te planifique e instale el riego automático subterráneo ahorraras tiempo y dinero. No dudes en solicitar un presupuesto y veras que no resulta tan caro como pensabas.

    Elementos del riego automático

      1. Aspersores
        Radio de acción: supera los 6 mts. (dependiendo de la presión del agua y diámetro de boquilla).
        Pueden ser emergentes (están enterrados y suben con la presión de agua) o de superficie (se acoplan a una manguera y pueden pincharse o colocarse donde deseemos). El emergente, al estar enterrado no estorba durante la siega. Son adecuados para grandes extensiones.
      2. Difusores
        Radio de acción: entre los 3 – 5 mts.
        Adecuado para zonas pequeñas o poca presión. Sólo son emergentes.
      3. Electroválvulas
        Elemento que recibe la orden del programador de abrirse o cerrarse para permitir el paso de agua hasta los difusores / aspersores.
      4. Programador
        En él memorizamos que días queremos regar, durante cuantos minutos, y que aspersores/difusores. Pueden ser a pilas o conectados a red eléctrica. De interior, exterior o enterrados en la arqueta con las electroválvulas.
      5. Válvulas de control de reflujo
        Impiden que el agua de las tuberías del sistema de riego automático retorne al circuito de la red de uso domestico.
         
         
         
      6. Arqueta contenedora
        Es una cubeta con una puerta en la parte superior que se entierra a ras de suelo y aloja las electroválvulas y programador.
         
         
      7. Otros accesorios
        Para completar una instalación de riego automático harán falta tuberías de polietileno o PVC, codos, reducciones, cableado de tipo eléctrico para unir programador con electroválvulas.Algunas marcas de difusores / aspersores contienen sus instrucciones específicas para calcular cuantos podemos poner dependiendo de la presión del agua. Si la presión de nuestra red de agua sólo nos permitiera poner 3 difusores y necesitáramos poner 9, entonces tendríamos que instalar 3 electroválvulas. Cada electroválvula controlaría 3 difusores. Cuando una electroválvula terminara el tiempo de riego que le tuviéramos programado entonces empezaría a funcionar la siguiente y así sucesivamente. Los tiempos de funcionamiento de cada electroválvula son programados independientemente en el programador.Si piensa colocar riego automático subterráneo en zonas de intenso frío, heladas frecuentes o nevadas tome precauciones para que la red no se estropee por los cambios de volumen en el agua congelada, procure dejar las tuberías vacías.

 

 

INSTALACIÓN DE UN SISTEMA DE RIEGO

Para este punto hemos preferido mostrarles los enlaces que sobre la instalación de un sistema de riego propone uno de los más importantes fabricantes de material de riego:

TORO - Riversa Logo

Realización del proyecto de riego “Diseño Express”.pdf

 

CARACTERÍSTICAS Y CALIDAD DEL AGUA DE RIEGO

La composición del agua que utilizamos tanto para beber como para regar no es pura sino que siempre contiene disueltas sales y otros elementos.

Para un conocimiento correcto de las necesidades nutritivas del césped natural así como de la idoneidad y calidad del agua es conveniente realizar un análisis del agua que utilizaremos para el riego. No tendrá mucha importancia si es un agua que proviene de la red de abastecimiento de la ciudad y que posea sistemas de potabilización pero si es muy importante hacer el análisis si el agua procede de un pozo o de una red de la que sospechemos tenga pocas garantías.

Aunque existen en el mercado (acuarios y jardinerías) métodos para un análisis particular del agua, siempre será más exacto el proporcionado por un laboratorio. Normalmente cualquier laboratorio de análisis médico de nuestra ciudad realiza este servicio y podemos aprovechar también para realizar un análisis del suelo. Otra posibilidad es acudir al ayuntamiento de la localidad donde pueden decirnos la calidad del agua de la red.

Dependiendo de las cantidades presentes de sales y minerales, las aguas se pueden clasificar en varios tipos:

  1. Aguas calcáreas
  2. Aguas salinas
  3. Aguas con sustancias tóxicas
  4. Aguas de depuradoras o residuales recicladas
  1. Aguas Calcáreas
    Son aguas que contienen un alto o medio nivel de cal. Esto no supone un problema para el césped pero si para el sistema de riego ya que la cal se deposita en todos los elementos de la red del riego provocando a la larga problemas de obstrucción.Si el nivel de cal es muy alto puede alterar el pH del suelo. Los elementos químicos propios del agua calcárea son el calcio (Ca) y el magnesio (Mg).La solución para resolver este problema pasa por instalar un aparato de descalcificación.

 

  1. Aguas Salinas
    Si riegas con agua de pozo en una zona próxima al mar es muy probable que el agua tenga un alto contenido en sales.Una concentración de 1 gr. por litro de agua ya resulta perjudicial para el riego del césped. Los elementos químicos propios del agua salina y que son tóxicos en altas proporciones para el césped son el cloro y el sodio.El motivo por el que perjudica las aguas salinas al césped es un fenómeno físico-químico llamado ósmosis que provoca que la raíz no pueda absorber el agua y se seque.Cuando se riega con esta agua un césped recién sembrado es sintomático la aparición de calvas porque las semillas no germinan.Las especies de césped natural que mejor soportan la salinidad en el agua son la Bermuda (Cynodon dactylon) y el Gramón (Stenotaphrum secundatum).Como soluciones podemos enumerar:

    1. Optar por las especies de césped natural que soportan mejor la salinidad:
      • Gramón, Stenotaphrum secundatum, ampliamente utilizado y muy tolerante.
      • Bermuda, Cynodon dactylon, ampliamente utilizada y muy tolerante.
      • Ray-grass, Lolium perenne, para climas templados y fríos y con cierta resistencia a la salinidad.
      • Festuca arundinacea, para climas templados y fríos y con cierta resistencia a la salinidad.
    2. Realizar mejoras en el drenaje para que las sales no se acumulen en el suelo donde estén las raíces y sean arrastradas por el agua.
    3. Regar con una gran cantidad de agua una o dos veces al mes para arrastrar las sales a mayor profundidad.

 

  1. Aguas con sustancias tóxicas Son aquellas que contienen altas concentraciones de: Sulfatos, Boro, Cloro, Sodio, Níquel, Cadmio, Zinc, etc…

 

  1. Aguas de depuradora o residuales recicladas
    Las primeras suelen ser las de uso general de la red de aguas de la ciudad. Ha sido tratada para un uso domestico y apta para su consumo por lo que su uso para riego no tiene porque suponer ningún problema.Las residuales recicladas se suelen utilizar para uso industrial, riego e incluso doméstico. Es un agua muy utilizada en lugares con problemas de abastecimiento, sequía, etc… Aunque suele ir bien para el césped no estaría de más analizarla para ver su idoneidad pues puede contener sales, sustancias tóxicas (Boro de jabones y detergentes, Cloro, Sodio, Cadmio, etc…) o sustancias orgánicas contaminantes (bacterias, virus, protozoos, detritus, etc…)..

 

 

EL AHORRO DE AGUA

Que duda cabe que el agua es un recurso natural que debemos cuidar. En muchos lugares es un bien escaso y ello, lógicamente, incrementa su precio. Debemos ser cuidadosos y racionalizar su uso. Hay que evitar malgastarla y además nos estaremos beneficiando de un importante ahorro económico. Sea cual sea los m² que tengamos de césped natural hay que tener en consideración esta recomendación.

Si la extensión de suelo cultivado de césped es muy grande, se pueden instalar detectores del grado de humedad del suelo para saber las necesidades de riego reales que necesita el césped. A la larga la inversión resulta rentable.

 

 

© Césped.es . Todos los derechos reservados.
Las marcas citadas en esta web pertenecen a sus respectivos propietarios.

Contratar publicidad